Deja Suiza a un lado su histórica neutralidad y congela cuentas bancarias de líderes rusos

Después de algunos días, el gobierno de Suiza anunció que se sumarán a las sanciones contra los principales líderes de Rusia.

Suiza congelará las cuentas bancarias y frenarán los bienes de algunos importantes rostros de Moscú. Obviamente, la lista de los castigados la encabeza Vladimir Putin, el presidente de Rusia, pero también aparece el vicepresidente, el ministro de Relaciones Exteriores y más de 360 personas que también fueron señaladas por la Unión Europea.

La decisión de Suiza frente a Rusia

“Estamos ante una situación extraordinaria, donde las medidas extraordinarias tenían que decidirse”, dijo Ignazio Cassis, el presidente de Suiza.

Comentó que la tradición neutral de Suiza frente a los conflictos internacionales, sobre todo los militares, les impedían tomar partido, “pero eso no impide que le llamemos espada a la espada”, señaló Cassis, refiriéndose a la intervención armada de Rusia en suelo de Ucrania.

Al final, estas medidas podrían ser un parteaguas en las pláticas mundiales.

Aunque el presidente de Suiza se ofreció para acomodar diálogos diplomáticos, las decisiones económicas podrían impactar seriamente a los líderes de Moscú. Después de todo, datos oficiales revelan que hay más de 11 mil millones de dólares provenientes de rusos en los bancos suizos.

La cosa es que, oficialmente, se mantienen neutrales frente al conflicto, “pero estamos del lado de los valores occidentales”, comentó el presidente.

La neutralidad de Suiza

La neutralidad de Suiza viene desde la época de Napoleón, hace más de 200 años, y ha estado muchísimas veces en riesgo.

Algunas veces se le ha criticado las facilidades bancarias que recibió el oro de los Nazis en la Segunda Guerra Mundial o su imparcialidad frente a la riqueza del Apartheid en Sudáfrica.

Otras veces, la neutralidad de Suiza ha sido el camino por la paz. No es de a gratis que Ginebra sea la sede de las Naciones Unidas o que hayan abierto la puerta para las conversaciones diplomáticas en la Guerra de Vietnam o de Corea. Es más, apenas el año pasado, ellos recibieron a Vladimir Putin y a Joe Biden para una histórica reunión.

Y de sus condiciones bancarias ni hablamos.

Sabemos que los bancos suizos son los más seguros del mundo y tienen bastantes facilidades, por decirle de alguna manera, para guardar el dinero de los multimillonarios más importantes del planeta. 

El concepto de cerrar el pico ante los depósitos mundiales en las bóvedas de Suiza opera desde hace 300 años, pero se ha ido popularizando durante las últimas décadas. Actualmente, no son precisamente inmunes a cualquier delito, pero sí hay un detalle importante: los banqueros suizos están exentos de cualquier extradición internacional. 

Se calcula que, dentro de sus cuentas de banco, hay 6.5 trillones de dólares, el 4% de los bienes mundiales.

Tradicionalmente no se suman a las sanciones internacionales económicas, a menos que, por los tratados internacionales se acuerden en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Así que, ya se imaginarán que la situación actual frente a Rusia, es de verdad importante.

Aunque claro, técnicamente, se mantienen neutrales en el conflicto.

Con información de Sopitas, Reuters y New York Times