Esta es la razón por la que el Día del Padre no tiene una fecha fija

Es fácil acordarte que el Día de las Madres es 10 de Mayo o que el Día de los Abuelos se conmemora el 28 de Agosto, pero siempre es un poco confuso cuando recuerdas que el Día del Padre se celebra el tercer domingo de junio. ¿Alguna vez te habías preguntado por qué no se festeja en una fecha fija?

En realidad es una larga e interesante historia que tiene más de un siglo de celebraciones, acomodos de fechas, la lucha de una hija para honrar a su padre y cómo en México, importamos los festejos desde Estados Unidos.

Uno de los primeros antecedentes del Día del Padre es bastante triste.

En el año de 1907 hubo una explosión gigantesca en unas minas de carbón ubicadas en la comunidad de Monongah, en el estado West Virginia, en Estados Unidos.

Más de 350 hombres murieron en la tragedia, pero eso solo contaba a los trabajadores oficiales de la mina. Algunos recuentos de organizaciones civiles calculan que en realidad hubo más de 500 fallecidos, si suman migrantes, hombres de la comunidad indígena o afroamericanos.

Estiman que más de 1000 niños perdieron a sus padres ese día.

La comunidad religiosa decidió realizar un evento del Día del Padre, en el que honraran a los fallecidos en la tragedia de Monongah y comenzó a conmemorarse el 5 de julio de 1908. Se celebró cada año, pero nunca tuvo fama o repercusiones más allá de la pequeña comunidad.

Más allá de Monongah, la primer persona en intentar celebrar oficialmente el Día del Padre se llamaba Sonora Smart Dodd.

Su historia tiene varios tintes trágicos relacionados con la época. Su mamá murió en el año de 1898 cuando estaba dando a luz. Entonces, fue la responsabilidad de su papá, un veterano de la Guerra Civil de Estados Unidos, de cuidar a sus 6 hijos solo. Se llamaba William Jackson Smart y aunque no existen muchos elementos biográficos de la historia, todo parece indicar que hizo un gran trabajo.

Ya siendo adulta Sonora Smart Dodd fue a la Iglesia una mañana de mayo de 1909 en la ciudad de Spokane.

Aquella celebración religiosa era especial pues se estaba conmemorando el recién instaurado Día de las Madres. Smart —quien admiraba mucho a su papá— estaba en el público pensando en una fecha para que también se celebrara la paternidad.

Saliendo de la Iglesia se acercó a la Alianza de Pastores en Spokane con su petición. Originalmente, como no tenían una fecha planeada, Smart pidió que se hiciera la celebración cada 5 de junio, porque ese era el cumpleaños de su padre. Sin embargo, los ministros decidieron recorrer la fecha un poco más.

Así fue como el domingo 19 de junio se llevó a cabo la primer misa del Día del Padre en la ciudad de Spokane, Washington.

Ya que era una celebración originada en la religión o en las fiestas dentro de la Iglesia, se decidió que la fecha de celebración tendría que ser en domingo. La Alianza de Pastores decidió hacerla el tercer domingo de junio.

En un principio no era una celebración multitudinaria, ni popular.

En 1916, el presidente de Estados Unidos en esa época, Woodrow Wilson, comenzó a conmemorar el Día del Padre y escribió una famosa carta celebrando el día. Muchos siguieron con la idea, pero así como sucede ahora—, la gran mayoría de la población pensaba que era un día que se estaba comercializando, impulsado por empresas para vender regalos.

Con los años se siguió celebrando sin hacerle mucha difusión, hasta que se hizo oficial. En 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una orden presidencial y en 1972 el Congreso de Estados Unidos marcó el Día del Padre como una fiesta nacional el tercer domingo de junio.

¿Un detalle lindo? Sonora Smart Dodd seguía viva cuando eso sucedió, ya que falleció en 1978 y así que pudo ver cómo su iniciativa se hizo oficial.

Con información de Sopitas