EU anuncia el fin del Título 42, restricción migratoria que permitía deportaciones exprés

Al “ya no ser necesario”, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) pondrán fin a los amplios límites de asilo destinados a prevenir la propagación del Covid-19, el 23 de mayo.

El uso de los poderes de salud pública ha sido ampliamente criticado por los demócratas y los defensores de la inmigración como una excusa para que Estados Unidos eluda sus obligaciones de brindar refugio a las personas que huyen de la persecución.

La política entró en vigencia bajo la presidencia de Donald Trump en marzo de 2020. Desde entonces, los migrantes que intentan ingresar a EU han sido rechazados más de 1.7 millones de veces.

La política, conocida como Título 42, nombrada por una ley de salud pública de 1944 para prevenir enfermedades transmisibles, finalizará en papel el 1 de abril, pero no entrará en vigencia hasta el 23 de mayo, para que los funcionarios fronterizos tengan tiempo de prepararse.

“Después de considerar las condiciones de salud pública actuales y una mayor disponibilidad de herramientas para combatir el Covid-19 (como vacunas y terapias altamente efectivas), el director de los CDC ha determinado que ya no es necesaria una orden que suspenda el derecho de introducir migrantes a Estados Unidos”, dijeron los CDC en un comunicado.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo esta semana que cerca de 7 mil 100 migrantes venían diariamente, en comparación con un promedio de alrededor de 5 mil 900 por día en febrero, en ritmo para igualar o superar los máximos del año pasado, 2019 y otros periodos pico. Pero los funcionarios fronterizos dijeron que están planeando hasta 18 mil llegadas diarias.

Mayorkas: “Sin base legal serán expulsados”

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas, declaró: “Permítanme ser claro: aquellos que no puedan establecer una base legal para permanecer en Estados Unidos serán expulsados”.

En un comunicado, detalló que “estamos aumentando nuestra capacidad para procesar a los recién llegados, evaluar las solicitudes de asilo y expulsar rápidamente a aquellos que no califican para la protección.
Aumentaremos el personal y los recursos según sea necesario y ya hemos redistribuido a más de 600 agentes del orden público en la frontera. Estamos refiriendo a los contrabandistas y a ciertos casos de cruces fronterizos para su enjuiciamiento penal. Durante los próximos dos meses, implementaremos protocolos Covid-19 adicionales y apropiados, incluido el aumento de nuestro programa de vacunación”.  

Indicó que el DHS “siempre se está preparando para el flujo (…) de los patrones de migración. Continuaremos trabajando con países de todo el Hemisferio Occidental para ofrecer vías seguras y legales para los migrantes que buscan protección o reasentamiento, agilizar las repatriaciones, abordar las causas profundas y tomar medidas coercitivas contra las redes de contrabando que atraen a los migrantes a emprender el viaje peligroso y, a menudo, mortal a nuestras fronteras terrestres”.

Concluyó que “una solución a largo plazo sólo puede provenir de una legislación integral que traiga una reforma duradera a un sistema fundamentalmente roto”.   

EU advirtió que expulsará a indocumentados con o sin norma extraordinaria por Covid-19

Estados Unidos advirtió este jueves que seguirá deportando a los migrantes que entren al país de forma irregular, esté o no vigente el Título 42.

“Para ser claros, las personas que crucen la frontera sin autorización legal serán colocadas de inmediato en procedimientos de deportación y, si no pueden acreditar su estancia en Estados Unidos, serán devueltas rápidamente a sus países”, dijo en una rueda de prensa la directora de Comunicación de la Casa Blanca, Kate Bedingfield. 

El presidente Joe Biden encaraba la presión de los demócratas y de quienes  abogan por los migrantes para que cancele el uso del Título 42 que, según los críticos, no ha contribuido a la salud pública de EU y no tiene justificación médica cuando ya ha pasado lo peor de la pandemia. 

Por su lado los republicanos criticaron la intención del gobierno de Biden de abandonar el uso del Título 42 y advirtieron de que una decisión en tal sentido contribuirá a aumentar las cifras, ya sin precedentes, de migrantes que se presentan en la frontera.

Con información de El Universal