fbpx

Inventan cubrebocas para beber cerveza sin retirarlo

Debido a las medidas de confinamiento alrededor del mundo por el COVID-19, diversos negocios han crecido exponencialmente: el de las videollamadas, los servicios por streaming y todo lo referente a comercio electrónico.

También hay productos que se han vuelto más populares al momento de una compra, desde los cubrebocas hasta caretas, gel antibacterial o desinfectante del hogar.

La gente se las ha ingeniado para protegerse contra el nuevo coronavirus, pero otros han aprovechado el auge de estos productos para crear cosas inusuales y hasta innecesarias… con un toque de sarcasmo incluido.

El proyecto Unnecessary Inventions, originario de Vermont, Estados Unidos, creó un tapabocas que tiene un compartimiento para que puedas beber 16 onzas de tu cerveza favorita u otras bebidas.

El invento, llamado ‘The Mixer Mask’ y que fue lanzado el pasado 22 de mayo, incluye un embudo para que rellenes el compartimiento y una boquilla intercambiable.

Algunos usuarios han comentado sarcásticamente que, a pesar de que el invento luce muy mal, en estos momentos es muy necesario.

¿Dónde puedes adquirirlo? Hay una mala noticia: no está disponible para venta.

Unnecessary Inventions, proyecto del diseñador Matt Benedetto, se dedica a hacer productos para problemas que no existen. En sus palabras, es una plataforma para hacer una sátira de las cosas que la gente compra por televisión o internet.

“El proyecto explora la creatividad, experimentación con el diseño y los procesos, y se burla de los productos reales que las personas realmente comprarán en línea”, menciona la página de internet de Unnecessary Inventions.

“Cada creación se presenta como si se tratara de una campaña de marketing real, todo esto para un producto que no puedes tener en tus manos”, agrega.

A pesar de esto, Unnecessary Inventions sí tiene algunos productos a la venta en eBay y en su página web, como una bolsa porta baguette (con precio de 18.95 dólares) o una almohada para tu smartphone (16.95 dólares).

Con información de El Financiero