fbpx

¿La vacuna Sputnik V se hizo con una fórmula robada a AstraZeneca?

La fórmula de la vacuna Sputnik V, una de las inmunizaciones contra la COVID-19 más utilizadas en el mundo, pudo ser desarrollada después de que “un espía” del gobierno ruso robó información de las investigaciones de la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca. Al menos así lo asegura un reporte de la inteligencia británica publicado por medios en el Reino Unido esta semana. El gobierno de Vladimir Putin negó la acusación y la describió como “una vieja noticia falsa”.

¿La fórmula de la vacuna Sputnik V se hizo con información robada al Reino Unido?

Solo unos días después de que se anunciara que la vacuna Sputnik V volverá a buscar la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su reconocimiento internacional, el gobierno ruso se enfrentó a una grave acusación que cuestiona su papel en la producción de la inoculación, al mismo tiempo que reaviva un viejo fantasma de la Guerra Fría: el espionaje.

De acuerdo con el diario The Sun, agentes de la inteligencia británica creen que espías rusos robaron la fórmula de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Según el reporte, el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya pudo avanzar en la producción de la vacuna Sputnik V después de tener acceso a esta información.

Una de las pistas que podrían confirmar esto es la extraña coincidencia que existe entre la tecnología ocupada por la vacuna de AstraZeneca y la de la inoculación rusa: en ambas se utiliza tecnología de vector viral no replicativo, esto quiere decir que se usa un virus latente, sin posibilidad de reproducirse, para transportar el agente inmunitario por el organismo.

“Viejas noticias falsas”: Rusia niega robo de información al Reino Unido

Autoridades rusas ya han negado el robo, incluso señalándolo como “viejas noticias falsas”. También afirmaron que la simple publicación de este reporte era prueba de una “oposición global” al éxito de su vacuna.

“Los tabloides del Reino Unido vuelven a difundir viejas noticias falsas sobre tecnología robada. Sputnik V se basa en una plataforma adenoviral humana diseñada hace 7 años, muy diferente a la vacuna AstraZeneca, basada en adenovirus de chimpancé. Las mentiras en los medios socavan la alianza mundial para luchar contra la COVID-19″, señaló la cuenta oficial en Twitter de la vacuna.

Por su parte, el ministro del interior británico, Damian Hinds, esquivó hablar sobre el tema en concreto y solo señaló que el gobierno de Boris Johnson considera al espionaje como un asunto serio: “Hay estados extranjeros que constantemente quieren poner sus manos en información sensible, incluyendo secretos comerciales y científicos y propiedad intelectual… Estos son asuntos muy serios”.

Con información de Muy Interesante