Pagar 10 millones de dólares, regresar mansiones y más detalles del pacto para liberar a Lozoya

El caso contra Emilio Lozoya sigue abierto, se sigue investigando y por supuesto, sigue dando mucho de qué hablar. Ahora ante un avance importante, todo parece indicar que el polémico exdirector de Pemex en épocas de Peña Nieto llegó a un acuerdo para conseguir su libertad.

Un pacto que no solo lo sacaría del reclusorio, también le abriría la puerta a que se arreglen los casos de Agronitrogenados y Odebrecht.

Este acuerdo todavía no está completamente decidido. Fuentes fiscales le confirmaron a Animal Político y a Reforma que todo está planchado entre Emilio Lozoya y Pemex; sin embargo, necesitan la aprobación del juez.

El asunto está bastante interesante pues no significa la completa libertad de Emilio Lozoya, pero incluye detalles importantes: la suspensión de su proceso, la salida de prisión, una reparación monetaria, la devolución de algunas mansiones y hasta el pacto para que la Fiscalía deje de investigar a su familia, especialmente a su madre. Acá va un resumen del acuerdo reportado.

Según los documentos consultados por Reforma, el acuerdo entre Emilio Lozoya y Pemex está cimentado en que el exfuncionario de las épocas de Peña Nieto abra la cartera para pagar algunos de los daños.

Se habla de una cifra de 10.7 millones de dólares, cercana a los 215 millones de pesos.

Según esto, el primer pago está estimado en un millón de dólares y el resto del dinero tendrá que irse depositando mes a mes. La fecha límite sería de 31 de diciembre de este 2022.

Otro de los puntos más importantes de este posible acuerdo para la liberación de Emilio Lozoya está en que tendría que dejar al menos cinco propiedades en garantía. La razón es que, según las investigaciones presentadas, esas casas fueron compradas con los sobornos que recibió del caso Agronitrogenados y Odebrecht.

Una de ellas es su famosa casa en Lomas de Bezares, que ha sido imagen de varias polémicas.

También entregará la residencia, a nombre de su esposa, que tenían en Ixtapa y otras dos residencias en Bosques de Pedregal que estaban a nombre de su familia, una de su padre y otra que fue heredada por su abuela.

Si el acuerdo se aprueba, sin cambiarle ni una coma, la familia de Emilio Lozoya quedaría libre de todo el proceso.

De acuerdo con Reforma, los acuerdos incluyen que la Fiscalía cierre sus procesos penales contra Gilda Margarita Austin y Solís, Gilda Susana Lozoya Austin y Marielle Helene Eckes. ¿Ellas quienes son? Pues la madre, la hermana y la esposa del exdirector de Pemex en las épocas de Peña Nieto.

Nomás para darse una idea, la madre de Emilio Lozoya enfrentaba hasta 23 años de prisión.

De acuerdo con el análisis de Animal Político esta sería la última oportunidad para que Emilio Lozoya evite presentarse en un juicio.

El acuerdo para su liberación suspendería los procesos en su contra, mas no los cancelaría por completo. Si el juez no aprueba el pacto que hizo con Pemex o en algún momento no cumple con las medidas acordadas, tendrá que regresar a prisión donde no le queda otra opción mas que esperar en el Reclusorio Norte a que llegue un juicio.

Las audiencias, que se llevan a cabo este 11 y 12 de abril, son claves para el futuro de Emilio Lozoya.

Con información de Sopitas