Connect with us

Internacional

Por qué el Tribunal Electoral de Brasil acusó de “mala fe” al partido de Bolsonaro y le impuso una millonaria multa

El Tribunal Superior Electoral de Brasil (TSE) rechazó la demanda interpuesta por el partido de extrema derecha de Jair Bolsonaro de anular los resultados de las pasadas elecciones presidenciales.

El partido del saliente presidente Bolsonaro había impugnado algunos de los votos de la jornada electoral de octubre en la que perdió estrechamente la presidencia frente al izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva.

El Partido Liberal (PL) había solicitado al Tribunal Electoral que rechazara los votos de ciertas máquinas, que asegura estuvieron comprometidas durante la segunda vuelta electoral.

Pero el presidente del TSE, Alexandre de Moraes declaró que la queja del PL era “una ofensa contra las normas democráticas” y que buscaba “animar los movimientos criminales y antidemocráticos”.

El tribunal añadió que la demanda había sido interpuesta “de mala fe” y multó al partido 22,9 millones de reais (US$4,3 millones).

El partido de Bolsonaro tuvo un resultado mejor del esperado en la primera ronda. Pero en la segunda vuelta, Lula obtuvo una victoria de 50,9% de la votación contra 49,1% de Bolsonaro, un resultado que fue ratificado por el Tribunal Superior Electoral (TSE),

A pesar de que no presentó pruebas, el reclamo del Partido Liberal giraba en torno a 280.000 máquinas de votación que fueron modelos de fabricación anterior a 2020. Bolsonaro había dicho en previas ocasiones que el sistema electrónico de votación de Brasil no estaba a prueba de fraude.

Aunque Bolsonaro no ha concedido la derrota, sí dio el visto bueno a la transición de poder. Desde que perdió las elecciones del pasado 30 de octubre se ha mantenido lejos del ojo público.

Máquinas cuestionadas

El Partido Liberal de Bolsonaro (PL) contrató una consultoría que detectó que las urnas electrónicas anteriores a 2020 no generan los archivos de registro con nombres individualizados, por lo que sería imposible relacionar un archivo de registro específico con una urna determinada.

Advertisement

Los archivos de registro contienen impresos una especie de “biografía” de cada urna, con datos sobre cuántas veces se encendió, se apagó y a qué hora se insertaron los programas. Este archivo se considera importante porque en él quedaría registrado cualquier intento de acceso irregular a la urna.

Según el PL, únicamente los archivos generados por las urnas fabricadas a partir de 2020 podrían considerarse aptos y si sólo se contaran los votos de estas urnas, Bolsonaro sería el ganador “con 51,05% de los votos válidos, contra 48,955 de Lula”.

Sin embargo, varios expertos consultados por BBC Brasil aseguraron que las supuestas fallas señaladas por el PL no comprometerían los resultados.

El investigador Marcos Simplício, profesor de Ingeniería Informática de la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo, afirmó que aunque los archivos de registro de urnas fabricadas antes de 2020 generan nombres similares, bastaría con abrirlos para encontrar la información precisa para identificar a qué urna pertenece.

“Cualquier persona con acceso a internet puede hacer esto”, dijo el experto.

Otro experto, el profesor de Ciencias de la Computación de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, Diego de Freitas Aranha, que investigó las máquinas de votación utilizadas en Brasil, señaló que los votos no están en los archivos de registro.

“Los datos más importantes, que son los votos, no están en los archivos de bitácora. Están en otros archivos. Y no se mencionó una supuesta irregularidad en relación a esos datos”, explicó el profesor.

Las dificultades de la demanda

Los especialistas consultados por la BBC señalaron que también hubo errores en el informe presentado por el PL para pedir la invalidación de los votos.

Por una parte, el informe se basaba en supuestos técnicos erróneos sobre la seguridad de las urnas y no presentaba ninguna evidencia de fraude que pudiera haber beneficiado al presidente electo Lula.

Diego Aranha destacó que la demanda de los partidarios sólo hacía mención de irregularidades de los resultados de la segunda vuelta, pero las mismas máquinas fueron utilizadas en la primera vuelta.

Advertisement

“Si la falla encontrada por el PL fuera realmente grave, lo natural sería que pidiera la nulidad de las votaciones de primera vuelta también, y no solo de la segunda. Eso tendría que pasar porque las urnas que disputan, las fabricadas antes de 2020, también se utilizaron en la primera ronda”, dijo.

Marcos Simplício añadió que la anulación de los votos en ambas vueltas no sólo tendría efectos para la elección presidencial, sino “para todos los cargos que se disputaron, como diputados, senadores y gobernadores estatales y federales”.

Inmediatamente después de que Lula fue declarado ganador, numerosos camioneros que apoyaban a Bolsonaro bloquearon las carreteras y tuvieron enfrentamientos con la policía. Pero Bolsonaro luego les dijo que los bloqueos no eran parte de las protestas “legítimas”.

Algunos de sus adeptos continuaron manifestando frente a los cuarteles militares, instando al ejército a intervenir para evitar la toma de poder de Lula.

El período presidencial de Bolsonaro terminará con la investidura de Lula el 1 de enero.

Lula, que fue presidente de Brasil ente 2003 y 2010, tiene 77 años y se convertirá en la persona de mayor edad en asumir el cargo.

La victoria de Lula representó un contundente regreso político, teniendo en cuenta que su candidatura a las elecciones de 2018 no fue habilitada debido a que estaba en la cárcel y vetado de todo cargo público.

Había sido encontrado culpable de recibir sobornos de una firma constructora brasileña a cambio de facilitar contratos con la petrolera estatal Petrobras. Su condena fue anulada más tarde.

Bolsonaro, un excapitán del ejército, obtuvo mucho de su apoyo de los cristianos evangélicos y otros sectores conservadores que abogaban por la protección de los valores familiares. Sin embargo, durante su gobierno también se vio la acelerada deforestación de la Amazonía y una creciente desigualdad.

Advertisement

Con información de BBC

Internacional

Prisión para mujeres migrantes en Pennsylvania cerrará en enero de 2023

El centro de detención de mujeres migrantes en el condado de Berks en Pennsylvania, que ha sido blanco de críticas de los defensores de los migrantes, cerrará sus puertas en enero de 2023, informaron hoy autoridades locales.

La portavoz del condado de Berks, Stephanie Weaver, se reunió hoy con los trabajadores del centro y les dijo que el gobierno federal decidió rescindir su contrato con el condado y que el centro cerrará el 31 de enero de 2023, según informó el periódico The Reading Eagle.

El centro de detención migratoria, que tiene habilitadas 96 camas, es operado por el condado de Berks.

La instalación, que abrió en 2001, había sido en algún momento uno de los tres sitios en Estados Unidos donde se retenía a familias que buscaban asilo, y se convirtió en blanco de protestas y críticas que pedían su cierre.

El gobierno del presidente Joe Biden dejó en libertad a todas las personas encarceladas en Berks en febrero de 2021. Pero a principios de este año se reanudó su uso y se convirtió en una instalación que alberga sólo a mujeres migrantes y sus hijos que esperan asilo o deportación.

Actualmente alberga a 32 personas, 15 mujeres adultas y 17 menores, de Colombia, según el rotativo.

A comienzos de noviembre, miembros de la Coalición Cierren Berks, Make The Road PA y CAIR-PA realizaron una protesta para exigir la liberación de las mujeres retenidas en este lugar bajo el argumento de que “no han cometido ningún delito”.

Los activistas criticaron que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) ha usado la cárcel familiar de Berks por más de dos décadas para detener a familias de migrantes, incluidos algunos de apenas 14 años de edad.

Denunciaron que la detención de mujeres en ese sitio es “peligrosa y cruel”. El ICE no se ha pronunciado sobre el cierre ni qué pasará con las mujeres y sus hijos detenidos.

Advertisement

Con información de EFE

Continue Reading

Internacional

Rusia no aceptará ningún tribunal para crímenes de guerra en Ucrania

Los tribunales propuestos por Occidente para investigar los presuntos crímenes de guerra del Ejército ruso en Ucrania no tendrán legitimidad alguna y no serán aceptados por Rusia, declaró hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Respecto a los intentos de instituir algún tipo de tribunales, estos no tendrán legitimidad alguna, no los aceptaremos y los condenaremos”, afirmó en su rueda de prensa diaria.

El representante de la Presidencia rusa señaló que Rusia, por el contrario, lleva a cabo “una investigación intensa y pormenorizada de todos los crímenes del régimen de Kiev”.

“Se trata de un trabajo diario, que prácticamente se lleva a cabo hora a hora”, subrayó.

Peskov destacó la importancia de añadir a estas investigaciones “los datos de los crímenes que cometió el régimen desde 2014, ante los cuales no hemos observado, lamentablemente, una reacción crítica por parte de Occidente”.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, anunció este jueves en Lodz (Polonia) que impulsará la creación de un tribunal especial que enjuicie los crímenes de guerra en Ucrania.

El Kremlin no aceptará ningún tribunal para crímenes de guerra en Ucrania

Borrell dijo también que habrá una contribución adicional de la UE de 1,000 millones de euros para apoyar a Kiev, en unas declaraciones a los medios al margen de la 29 cumbre ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El alto representante condenó la “violación de la ley y de los principios de la UE” que significó la invasión rusa de Ucrania.

Para “crear un nuevo orden de seguridad en Europa”, Borrell aseguró que pondrá sobre la mesa “primero de la UE”, y luego de otros países, “la propuesta de apoyar a la fiscalía ucraniana” para acumular pruebas de crímenes de guerra cometidos por Rusia y la creación de un tribunal especial que se ocupe de estos crímenes.

Advertisement

“Rusia está convirtiendo el invierno en un arma”, subrayó Borrell, “con la destrucción de infraestructuras civiles en Ucrania” y “tiene que pagar por su reconstrucción”.

Borrell recordó que la UE ha congelado fondos del Banco Central de Rusia y de oligarcas rusos, recursos que podrían ser utilizados para reconstruir Ucrania.

Rusia, por su parte, ha denunciado los intentos de Occidente de apropiarse de los fondos soberanos rusos con la excusa del conflicto ucraniano.

Con información de EFE

Continue Reading

Internacional

China toma nuevas medidas contra el COVID tras protestas

Más ciudades chinas relajaron el jueves algunas restricciones contra el COVID-19, mientras la policía patrullaba las calles para evitar protestas y el Partido Comunista, que gobierna el país, preparaba el funeral de estado del fallecido expresidente Jiang Zemin.

Guangzhou, en el sur; Shijiazhuang, en el norte; Chengdu, en el suroeste, y otras grandes ciudades anunciaron que relajarían sus requisitos de pruebas diagnósticas y controles de movimiento. En algunos lugares se reanudaron los servicios de autobuses y abrieron los mercados.

Los anuncios no mencionaban las protestas del pasado fin de semana en Shanghái, Beijing y al menos otras seis ciudades contra el coste humano de las restricciones antivirus que confinan millones de personas a sus hogares. Pero las fechas y la publicidad de las decisiones apuntaba a que el gobierno del presidente, Xi Jinping, intentaba aplacar el descontento público después de que algunos manifestantes hicieran la incendiaria exigencia de que Xi renunciara.

El jueves no había indicios de protestas, en medio de una fuerte presencia policial. Había quejas en medios sociales de que la policía paraba a la gente al azar para comprobar sus celulares, posiblemente en busca de apps prohibidas como Twitter, en lo que algunos usuarios describieron como una violación de la Constitución china.

“Sobre todo me da miedo convertirnos en el ‘modelo Xinjiang’ y que nos registren con la excusa de que pasamos caminando”, indicaba un mensaje con la firma de Qi Xiaojin en la popular plataforma Sina Weibo, en alusión a la región noroccidental del país donde uigures y otras minorías musulmanas viven bajo una intensa vigilancia.

Los manifestantes han empleado Twitter y otros medios sociales extranjeros para publicitar sus protestas, mientras el Partido Comunista borra videos y fotos de servicios en China.

El gobierno reportó el jueves 36 mil 061 casos nuevos de coronavirus en las últimas 24 horas, incluidos 31 mil 911 asintomáticos.

Mientras tanto, Beijing se preparaba para el funeral de Jiang, que fue líder del partido del gobierno hasta 2002 y presidente hasta el año siguiente. El partido anunció que había muerto el miércoles en Shanghái por leucemia y fallo multiorgánico.

Como es tradición en China, no se invitó a dignatarios extranjeros al acto. El partido aún no ha anunciado la fecha del funeral ni aclarado cómo se verá afectado por los controles contra el virus.

Advertisement

Incendio desata protestas en China

El gobierno de Xi ha prometido reducir las molestias por su estrategia de “cero COVID” con cuarentenas más cortas y otros cambios. Pero afirma que mantendrá una política que ha supuesto multitud de cierres de escuelas y negocios y cortado el acceso a vecindarios enteros.

Las protestas comenzaron el viernes tras la muerte de al menos 10 personas en un incendio en un edificio de apartamentos en Urumqi, Xinjiang. Eso provocó preguntas sobre si los bomberos o las víctimas que trataban de escapar habían encontrado puertas bloqueadas u otras restricciones. Las autoridades lo negaron, pero las muertes se convirtieron en un foco de la frustración de la gente.

El gobierno dice que está haciendo sus restricciones más dirigidas y flexibles, aunque un aumento en los contagios desde octubre ha hecho que funcionarios locales, que se exponen a perder su puesto si se producen brotes en sus regiones, impongan restricciones que algunos consideran excesivas y destructivas.

Con información de AP

Continue Reading