Primero se opusieron al AIFA; ahora van contra el Tren Maya con artistas: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó este miércoles que el grupo conservador del país pretenda detener el avance del Tren Maya echando mano de artistas y seudoambientalistas que sólo, afirmó, están al servicio de los intereses creados.

Ayer, en el marco del Día Internacional del Agua, famosos como Kate del Castillo, Ofelia Medina, Eugenio Derbez, Natalia Lafourcade, Omar Chaparro, Bárbara Mori, Rubén Albarrán, Saúl Hernández y Ana Claudia Talancón, participaron en una campaña de protesta contra el Tramo 5 del Tren Maya, donde una parte será construida por el Ejército, por la destrucción de la flora y fauna.

En enero de 2021, la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal presentó un amparo por lo que consideró como violaciones por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y Fonatur al derecho al medio ambiente sano e información y participación sobre las implicaciones territoriales que tendría la construcción del Tren Maya en sus comunidades.

El pasado 9 de marzo de 2022, el Tribunal Colegiado en Materias del Trabajo y Administrativa del Decimocuarto Circuito determinó la suspensión definitiva de la MIA y las obras de edificación del tren, tras una impugnación por parte de la Semarnat y la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA).

“Es una campaña en contra porque son muy conservadores, son muy ‘fifís’”, lanzó el mandatario federal en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

“La mentalidad conservadora no alcanza a reconocer eso. Entonces, estamos viviendo por esos momentos interesantes en la vida pública del país, nos vamos nosotros a dejar de tratar estos temas, es el aeropuerto, pero ya ahora es el Tren Maya, convencen o contratan a artistas, seudoambientalistas supuestamente preocupados por la defensa del medio ambiente y empiezan una campaña en contra del Tren Maya”, criticó.

A principios de año, el jefe del Ejecutivo federal aseguró que en todo el trazo del Tren Maya, de unos mil 500 kilómetros, sólo se verían afectadas 100 hectáreas de selva, impacto que se revertiría con la reforestación de 200 mil hectáreas de diversos árboles.

“Esta es nuestra versión: en 1,500 kilómetros del tren solo se impactarán 100 hectáreas, la mayor parte acahuales; sin embargo, al mismo tiempo se están reforestando 200 mil hectáreas; se van a crear tres grandes parques naturales, 18 mil hectáreas, y en las orillas de las vías se sembrarán hileras de árboles flor, como guayacán, maculí y flamboyán”, dijo en aquella ocasión.

El presidente de la República achacó estas críticas a la transformación que su gobierno encabeza de la vida pública y la resistencia de la élite de México que se opone al cambio.

“Es lo mismo, todo el bloque conservador está muy molesto porque se va a avanzando en la transformación del país y estamos cumpliendo con lo que ofrecimos, terminar con la corrupción, con los privilegios, atender al pueblo porque sólo se gobernaba para las minorías, para los de arriba, era un gobierno faccioso, ahora estamos gobernando para todos los mexicanos, para ricos y pobres”, consideró.

Con información de Forbes