Joaquin Phoenix gana como Mejor Actor

A sus 45 años, Joaquin Phoenix ganó el Oscar al mejor actor al ponerse la piel del Joker personaje que le obligó, entre otras cosas, a adelgazar 23 kilos y al que él le ha dotado de una personalidad arrolladora: de ser un hombre enfermo por la sociedad. 

Sin duda el actor de 45 años de edad, era el actor favorito para ganar dicha categoría una a la que ha estado nominado en tres ocasiones. Sin duda Phoenix ha demostrado a lo largo de los años que nació para la actuación.


El actor improvisó algunas escenas inolvidables, como la del baño, y regaló el icónico baile en las escaleras del Bronxen las que todo el mundo se quiere hacer una selfie.

Se dice que Phoenix le pidió dos cosas al director de Joker: que los actores que lo acompañaran en la película fueran buenos y que ninguno fuera un “imbécil”, según The Hollywood Reporter.

Recordemos que en el 2000 ganó como actor de reparto por su malvado emperador Cómodo de Gladiator, trabajo alabado por crítica y público.