fbpx

Protestas contra restricciones por COVID sacuden Europa

De Inglaterra hasta Croacia, pasando por Países Bajos, Italia y Austria, este fin de semana las protestas contra las restricciones sanitarias y hasta las vacunas, sacudieron a Europa, continente que la está pasando mal por la nueva ola de COVID-19.

Europa está en un ciclo bastante complejo porque por un lado está la negativa de la gente a vacunarse, por otro, la llegada de la temporada invernal y el frío y el incremento de los contagios de COVID-19 y además está el intento de los gobiernos para frenar como sea esta nueva ola. Y claro, las protestas.

Durante las manifestaciones en Países Bajos, el primer ministro calificó a los manifestantes como “idiotas” al utilizar las restricciones como motivo de violencia.

Pero Países Bajos no fue el único que tuvo protestas contra las restricciones sanitarias. A las calles de Italia, Austria, Bélgica, Dinamarca, Inglaterra y Croacia salieron cientos de personas para rechazar las nuevas medidas, el pase sanitario y hasta las vacunas.

Se trató de una convocatoria que ya tenía un rato preparada, en Austria por ejemplo desde que el gobierno anunció la intención de confinar a los antivacunas y que se hizo llamar el Rally Mundial por la Libertad.

Desde el 5 de noviembre, Croacia anunció que todo el personal del gobierno debía vacunarse contra COVID-19 y llevar un certificado que lo acreditara, lo mismo para las personas que necesitaran de los servicios de estas instituciones, con la advertencia de que si los contagios no bajaban, entonces en enero de 2022 los certificados serían obligatorios para toda la gente.

Esto no le gustó nada a los antivacunas de este país porque casi dos mil personas salieron a las calles de Zagreb para decirle “No” al certificado COVID.

En Dinamarca, la mayor convocatoria estuvo en Copenhague y lo mismo sucedió en Londres, Inglaterra.

Igual el 20 de noviembre, miles de personas protestaron frente al Circo Máximo de Roma contra el pase sanitario, que es un requisito para poder entrar a la chamba, restaurantes y hasta para usar el transporte público.

En Austria, el confinamiento ya es parejo, no sólo para los antivacunas. Y aprovechando esta situación la extrema derecha se hizo presente en Viena, donde cientos de personas se manifestaron, eso sí, sin el líder Herbert Kickl, quien no pudo acudir a la protesta porque estaba en cuarentena después de dar positivo a COVID-19.

El domingo 21 de noviembre, unas 35 mil personas protestaron contra las restricciones, como la obligatoriedad del certificado COVID-19 para poder entrar a lugares públicos y esta manifestación fue una de las más rudas junto con la de Países Bajos.

Con información de Sopitas