fbpx

Joseph Flavill: La historia del joven que pasó casi un año en coma y no sabe nada sobre la pandemia

Hoy es casi imposible pensar en un mundo sin COVID-19, por lo que la enfermedad sigue siendo tendencia todos los días desde hace casi un año, motivo por el cual el caso de Joseph Flavill es bastante peculiar.

Este joven británico, a diferencia de cualquiera de nosotros, no tiene conocimiento de la pandemia y tal vez ni se imagina el terrible escenario que el mundo pisa actualmente. ¿Por qué? El hecho de que él desconozca la situación de contingencia se debe a que ha pasado poco más de 10 meses en coma y ahora que comenzó a despertar, se encontrará con un mundo muy diferente al que recordaba.

El accidente de Joseph Flavill

El 1 de marzo de 2020, Joseph Flavill caminaba tranquilamente por las calles de Staffordshire pasando el rato como de costumbre. Para ese momento, los casos de COVID-19 en Reino Unido apenas superaban las 20 confirmaciones mientras la emergencia se centraba con prioridad en China. Relativamente, no había por qué preocuparse.

Sin embargo, ese mismo día el joven, quien apenas cumplió 19 años en diciembre pasado, fue embestido por un automóvil, provocándole con una severa lesión cerebral traumática que lo dejó en coma. El chico, aficionado al cricket y al hockey, se perdería así la visita que tenía programada en el Palacio de Buckingham para recibir una condecoración al logro juvenil.

Fue cuestión tiempo -unas tres semanas solamente- para que la Organización Mundial de la Salud decretara la pandemia, al tiempo que el gobierno británico cerraba las entradas internacionales. Joseph se encontraba en un hospital de Leicester sin saber, por supuesto, que pasaba a su alrededor.

Desde entonces, su madre Sharon Flavill solo podía visitarlo en la clínica tomando las medidas necesarias como distancia y vestida con el equipo protector necesario. Incluso, otros familiares y amigos han buscado ayudar a la familia a través de videollamadas y audios para estimular su actividad cerebral. Según parece, todo eso ha ayudado un poco.

Las últimas tres semanas han sido cruciales en la recuperación de Joseph Flavill. El joven ha respondido con pequeñas gesticulaciones a, por ejemplo, el llamado de su tía. “Estaba bromeando con él diciendo que algún día podrá hablar y recordando nuestras vacaciones en Cornualles… Luego, parpadeó“, dijo Kate Yarbo a CNN.

De a poco, el muchacho comienza a manifestar signos de gran mejoría toda vez que mueve de forma leve sus extremidades. Aún no despierta del todo y no puede hablar, pero responde a la charla de la gente apretando los ojos y moviendo ligeramente las manos.

La situación, aunque ha mejorado, no deja de ser complicada. El chico ahora continúa su recuperación en un hogar para adultos mayores, pero sigue estando resguardado lejos del contacto humano para evitar un nuevo contagio por coronavirus. Cabe destacar que él ya ha dado positivo a COVID-19 en un par de ocasiones. Además de eso, su familia está preocupada sobre cómo tomará la noticia de una pandemia sobre la que no tiene conocimiento. Despertará en un mundo totalmente diferente, dicen.

Él no sabrá nada sobre la pandemia ya que ha estado durmiendo durante 10 meses. Su conciencia está empezando a mejorar ahora, pero simplemente no sabemos qué sabe… Cuando esté despierto en su habitación, no tendrá idea de por qué está allí. Cuando realmente pueda tener el contacto cara a cara, será la oportunidad de tratar de explicarle lo que ha sucedido”, comentó su tía Sally a The Guardian.

Hoy lo que finalmente importa es que está respondiendo favorablemente tras largos meses de un sueño interminable. La familia y amigos, desde luego, esperan poder verlo totalmente despierto y que la situación de la pandemia se controle para visitarlo y abrazarlo. Ya habrá tiempo para contarle, si hay oportunidad, sobre todo lo que se perdió en el turbulento 2020.

Con información de Sopitas